top of page
Buscar

Unschooling: ¿Es el secreto del liderazgo?




Lxs grandes líderes saben que las mejores lecciones aprendidas no suelen proceder de libros, cursos o clases magistrales. Vienen directamente de la vida.


Hay una nueva tendencia que está cada día más en boga y es la que hace hincapié en el aprendizaje de una manera natural y espontánea. Apodado con el nombre de "unschooling". Este sistema se basa en que tenemos una forma de aprender que funciona desde que nacemos y algunxs expertxs creen que éste es el tipo de aprendizaje que realmente puede fomentar el liderazgo o el espíritu empresarial. Parte de la idea de que las mejores oportunidades de aprendizaje ocurren por casualidad cuando estamos abiertos a recibir las lecciones de liderazgo que la vida nos presenta a cada paso.


¿Por qué es la lectura de un libro de texto mejor (en términos de aprendizaje) que ir a la playa y hablar de las mareas?

Como dice Jim Kouzes (autor del famosísimo libro El Desafío del Liderazgo) "lxs mejores líderes son lxs mejores estudiantes.". Kouzes cita investigaciones que demuestran que se necesita 2,7 horas de práctica cada día para mejorar cualquier habilidad, ya sea para perfeccionar su swing de golf, aprender a tocar el piano, jugar al baloncesto o gestionar tu equipo. Es decir, solo con saber, no basta. ¡Hay que salir y practicar!


Sin embargo, es bastante habitual no darse ni el permiso ni el tiempo para hacerlo: “si es que no tengo tiempo ni para respirar". "Tengo muchas responsabilidades y sinceramente, no puedo perder el tiempo en tomar ni un café con mi equipo”. "Me encantaría hacer algo diferente con el equipo pero es ¡imposible! Estamos hasta arriba".


¿Cómo podemos aprender a ser mejores líderes si no nos permitimos salir de la espiral, practicar, observarnos, probar, intentar e ir mejorando poco a poco?

En su fantástico libro On becoming a leader, Warren Bennis, reconocido como uno de los autores más influyentes sobre liderazgo, asegura que "nuestra familia, los amigos, la escuela y la sociedad en general nos han dicho -mediante palabras pero también con el ejemplo- la forma de ser correcta. Sin embargo, solo se puede comenzar a ser líder en el momento en que comienzas a decidir por ti mismx cómo ser " .


Para dar este paso, empezar a decidir por ti mismx, tomar las riendas, liderar, y por supuesto practicar el unschooling, recuerda...


  • Tú eres tu mejor maestrx. Nadie mejor que tú puedes detectar, aunque sea de forma intuitiva, la brecha en tu liderazgo, en tu forma de comunicar, influir, negociar, relacionarte con tu equipo etc.. Entre lo que eres y lo que te gustaría ser, mostrar, transmitir. No pasa nada malo por identificarlo. ¡Al contrario! Darte cuenta de ello es el principio para iniciar tu entrenamiento, para salir fuera y practicar. Éste es el principio fundamental para el aprendizaje basado en “unschooling".


  • Aceptar con humildad. No culpar a nadie. A la hora de practicar o entrenar nuevos hábitos, si algo no sale a la primera, no hay que buscar culpables. Simplemente aceptar con humildad y responsabilizarse del resultado (incluso si el resultado es pésimo) y pensar qué se puede hacer diferente la próxima vez o ante el próximo reto que vaya a afrontarse.


  • Se puede aprender todo lo que se quiera aprender. Aprender a ser un/a líder no está relacionado con dominar más o menos una disciplina. Se trata más bien de mantener el apetito y la curiosidad para absorber cosas nuevas, de ver el mundo tal como es, pensar cómo podría ser, decidir qué quieres hacer para conseguirlo ¡y ponerse en marcha!


  • Reflexiona sobre tu propia experiencia. Nada va a desarrollar tanto tu agudeza en materia de liderazgo como mirar hacia atrás y acordarte tanto de tus logros como de aquello que no te salió tan bien como esperabas. Repetir lo que ha funcionado y evitar lo que no funcionó será clave en tu liderazgo. ¿Has hecho este ejercicio alguna vez? ¡No dudes en hacerlo. Es superpoderoso!


  • Apertura y atención al mundo exterior. Significa observar nuestra red, ver cómo otras personas que admiramos exhiben las habilidades de liderazgo, leer, escuchar las mejores charlas TED, viajar, estar abierto/a a diferentes culturas, buscar un/a mentor/a o aprender de los amigxs. Y después, con toda esa información, ¡experimentar!


  • Estar dispuestxs a desaprender. Tal vez necesites realizar algunos ajustes en tu comportamiento (p.e ser más paciente y escuchar a la gente antes de interrumpir, saber cuándo dejar ir en una discusión, templar la crítica, silenciar el móvil en las reuniones, evitar interrupciones cuando estás con tu equipo, etc.). El aprendizaje del liderazgo no solo se centra en el aprendizaje de nuevos comportamientos positivos, sino también en abandonar los viejos hábitos que no resultan eficaces al liderar equipos.


  • Dejar que los demás brillen. Dar a los demás miembros de tu equipo la oportunidad de brillar mientras tú tomas posición en el asiento trasero es quizás una de las cosas más difíciles de hacer, pero es una opción que puedes practicar casi a diario. Para hacerlo, no es necesario ir a ningún curso. Solo deja el ego en la puerta. Ya verás que cuando brille la luz en los demás, algo se reflejará en ti. Es la marca de un/a gran líder.


  • Celebrar victorias. Muchos equipos suelen organizar una celebración al completar un proyecto, y más aún si el equipo ha tenido éxito. Sin embargo, los miembros del equipo se desaniman al trabajar en proyectos a largo plazo, con todos los inevitables obstáculos y los problemas que tienen que superar. Lxs líderes excepcionales crean pequeñas celebraciones en el camino, para mostrar su agradecimiento por las muchas pequeñas victorias que conducen a la meta final. No se trata de grandes fiestas sino pequeños “homenajes” o detalles que agradezcan el esfuerzo de las personas que han trabajado en ello.


  • Sé el/la primerx en confiar en los demás. Es un hecho psicológico conocido que las personas se comportan de acuerdo con la manera que tenemos de verlos. Por eso es mejor dar la oportunidad para que las personas puedan desplegar todo su potencial. Esta generosidad de corazón no pasa desapercibida y fomentará la confianza y la buena voluntad dentro del equipo. Este es el tipo de comportamiento que consigue que atribuyamos definitivamente la cualidad de líder.


La principal lección que he aprendido en una larga vida es que la única manera que usted puede hacer a una persona digna de su confianza es confiar en ella, y la manera más segura de hacerla poco fiable es desconfiar de ella. | (Henry L. Stimson)


Si necesitas potenciar algunas de tus aptitudes de liderazgo y que brillen todos tus talentos ¡Estaremos encantadas de aconsejarte!


Descubre nuestra experiencia Discovery para entrenar de forma práctica tus habilidades de Liderazgo y Comunicación o contacta directamente con nosotras sin ningún compromiso via email o por teléfono ¡Te ayudamos!





bottom of page