Buscar

3 PREGUNTAS PARA DEFINIR TU OBJETIVO PROFESIONAL

Actualizado: hace 4 días



Todos, en algún momento vital, reflexionamos sobre nuestra situación actual y nuestro futuro profesional. A veces esta reflexión es provocada por lo que está ocurriendo a nuestro alrededor que nos fuerza a replantearnos y querer definir nuevos horizontes profesionales. Y en otras ocasiones, esta reflexión surge porque simplemente queremos cambiar, queremos crecer o mejorar algo de nuestra vida o de nosotros/as mismos/as.


El primer paso para conseguirlo es, sin dudas, definir bien el objetivo profesional que quieres alcanzar. Pero....



¿Cuál es mi objetivo profesional? ¿Cómo lo defino?



¡No te preocupes! Es natural no tener una respuesta rápida y clara. Por eso, queremos en este post ayudarte a que lo definas a través de 3 preguntas claves.


¡Coge lápiz o papel, tu tablet, o PC! Lo que prefieras, pero es muy importante que anotes a partir de ahora tu respuesta a las siguientes cuestiones:



1. De 0 (nada) a 10 (totalmente), ¿cuánto dirías que te conoces como profesional?


¡Si respondes un 10, pasa a la siguiente pregunta! Y si te has puntuado más bajo es el momento de que explores con profundidad cómo eres, qué puedes aportar como profesional y hacia dónde puedes dirigir tu carrera.


Para definir tu objetivo profesional es necesario que aprendas a conocer (y reconocer) los talentos, competencias y actitudes que ya posees. Este primer paso es primordial. Es necesario que pares, que hagas un repaso a tus competencias, habilidades e intereses. Este proceso de autoconocimiento te ayudará a planificar bien los distintos pasos hacia tu meta.


Para practicar este autoconocimiento, haz ahora mismo, una lista con los distintos aspectos de tu perfil profesional y personal:


- Los conocimientos y habilidades que has aprendido, y que han sido relevantes en tu trayectoria: por ejemplo los diplomas que has obtenido o las experiencias profesionales o personales que has tenido. ¡No quites nada!


- Lo que sabes hacer: todas aquellas competencias que has adquirido en tu vida laboral pero también personal. Todo eso que sabes hacer. Por ejemplo, hablar y negociar con otros, usar una determinada técnica o herramienta, tu capacidad para buscar soluciones o ser un excelente jugador/a en equipo.


- Lo que valoras: se refiere a aquellas cosas que consideras imprescindibles para estar bien, que contribuyen a tu bienestar en el ámbito laboral.


- Tus intereses profesionales: puede ser que tengas muchos y muy variados. Por ejemplo, te puede interesar muchísimo la Inteligencia Artificial (aunque no sabes mucho de ello) o te encantaría convertirte en emprendedor/a pero te da miedo. En este apartado, solo escribe (no juzgues tu capacidad ni valores si es o no viable). De momento escribe cuáles son esos temas que más te interesan y que probablemente, van a influir en tu elecciones profesionales.


- Lo que te encanta dar a los demás. Quizás te encanta hacer reír a los demás, o te encanta escuchar u ofrecer tu calidez y paciencia cuando alguien te necesita. Piensa qué te encanta ofrecer, entregar, dar o ayudar a los demás.


2. ¿A dónde quieres llegar?


Mira el "mapa" que has elaborado con todas las respuestas anteriores. Es probable que ya empieces a tener más claro desde donde partes, cuáles son tus fortalezas, qué cualidades te reconoces a ti mismo/a, de cuáles te sientes orgulloso/a de contar y cuáles, aún teniéndolas, te daría un poquito de vergüenza transmitir en una entrevista porque aún no te lo crees demasiado.


Fíjate que esto ya te está dando pistas de cuáles son tus puntos fuertes y también te ayuda a identificar aspectos que debes mejorar para defender, hacer valer tu perfil, crecer o desarrollarte.


Viendo tu mapa, notando tus fortalezas y áreas de mejora ¿podrías identificar al menos un camino que te gustaría seguir y que te ayudaría a crecer? ¿Puedes visualizar o imaginarte siguiendo una ruta y llegando a convertirte en....?


3. ¿Por dónde vas a empezar?


Aprovecha para tomarte el tiempo de reflexión necesario para escribir el primer paso que te comprometes a dar hacia las respuestas que acabas de dar a las anteriores cuestiones.


No te pedimos que conquistes la luna ahora. SOLO UN PRIMER PASO para que desde ya mismo, sin excusas, sin esperar a que ocurra la próxima conjunción planetaria ... ¡te pongas manos a la obra para alcanzar tu objetivo!


Te sugerimos que marques una fecha límite para dar ese paso, pienses si alguien te puede ayudar a darlo y sobre todo, cómo vas a celebrarlo el día que des tu primer paso.



Recuérdalo siempre.

El día que das el primer paso es el comienzo del camino hacia tu meta.





Descarga aquí esta plantilla para ayudarte a seguir explorando y definir lo mejor posible tu objetivo profesional.





Cuando el objetivo te parezca difícil, no cambies de objetivo; busca un nuevo camino hacia él.

Confucio




Si quieres que te acompañemos a definir tu objetivo profesional, te sugerimos....











¡El contenido de esta página está solo disponible en versión PC/portátil!